Belleza – Neomoda.com

¿Maquillarse en verano? ¡Sí!

Muchas mujeres dejan de maquillarse con la llegada del verano (y por maquillarse entendemos aplicarse el fondo de maquillaje, no colorearse los ojos y los labios), porque consideran que se les ensucia la piel, tienen la sensación de que sudan más, de que se les tapona el poro… ¿Cuánto hay de cierto en todo esto?

Yo siempre doy un par de recomendaciones para que esta desagradable sensación de suciedad desaparezca, y para que nos sigamos protegiendo la piel.

1º) Cambia tu fondo de maquillaje con la llegada del verano. De igual modo que en abril nos quitamos el abrigo forrado y grueso y nos ponemos chaquetas más finas, la piel del rostro debe pasar por la misma transición. Dejar de maquillarla es lo mismo que dejar de protegerla. Por eso, tu maquillaje de verano debe cumplir las siguientes características:

–         Debe contener protección solar de un mínimo de 15 SPF. Hoy en día, cualquier buen maquillaje lo contiene.

–         Probablemente debas cambiar el color aumentándolo en uno o dos tonos, si te bronceas. Pero jamás trates de verte bronceada a través del fondo de maquillaje. Se nota mucho y ofrece un aspecto de espesor. En todo caso, ponte más rubor en los pómulos, o polvos sueltos con destellos bronceados.

–         Cambia la textura del maquillaje: en verano, las grandes firmas ofrecen texturas más ligeras, por ejemplo, en mouse o en forma de cremas más frescas que te aportarán esa sensación de hidratación tan agradable en los meses calurosos. Los maquillajes muy cubrientes son los que te apetecerá menos ponerte.

2º) Sigue una rutina de limpieza estricta. Hay que preparar la piel para el cambio de estación. Por ello te recomiendo que acudas a tu esteticista y te realice una exfoliación suave. Retirará las células muertas, tu piel se oxigenará, recuperará vitalidad y luminosidad. A partir de ahí, cada noche, retira el maquillaje con la crema limpiadora adecuada a tu tipo de piel, y aplícate el tónico a continuación. Es importante que te acuestes con la piel bien limpia porque por la noche, el poro se abre y respira. Si tu piel está sucia, esta suciedad penetrará en tu poro. Por las mañanas, sigue una rutina de mantenimiento ehidrata profundamente la piel antes de maquillarla.

No renuncies a maquillarte. Al fin y al cabo, es la única protección con la que puedes aislar tu piel del rostro de la polución, de la quemazón solar, de la sequedad del ambiente… Además, los buenos maquillajes no sólo te aíslan te todos estos factores, sino que además, te aportarán vitaminas e ingredientes beneficiosos para la salud de tu piel. (Ojo, no hablo de maquillajes económicos, hablo de buenas firmas que invierten en I+D+I). ¡Disfruta de una piel radiante también en verano!

Léeme en Neomoda.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s