Blog – Aceite de Argán

Aceite de Argán, Oro Líquido del Desierto

Seguro que habéis oído hablar de este aceite como última novedad del mercado cosmético. Pero, ¿conocéis realmente sus beneficios? ¿Creéis que es otra obra del márketing y de los intereses de las multinacionales, o realmente es un aceite excepcional? Pues bien, he decidido dedicarle este post al “oro líquido del desierto” (así es como se le denomina debido a sus increíbles propiedades cosméticas), por algún motivo:

¿De dónde se obiene el aceite de argán?

El árbol de Argán es autóctono del sudoeste marroquí. Sólo crece en Marruecos. De machacar la cáscara de su fruto (que tiene un aspecto similar a una bellota) se obtiene el mencionado aceite, cuyo color es el de la miel y tiene un aroma similar al de la avellana y la vainilla, muy agradable.

Las mujeres de los pueblos bereberes, agrupadas en cooperativas, son quienes se encargan de realizar todo el proceso de: despulpar, triturar, separar la almendra que se extrae de la cáscara, molerla, añadir agua para obtener una pasta que se prensa y amasar para extraer el aceite. Un proceso delicado y largo, del cual apenas se obtienen 2,5 litros de aceite por cada 6-8 árboles, suponiendo que éstos dan 100kg del fruto seco. Un bien escaso.

Propiedades

Para las mujeres del desierto, el aceite de argán es su secreto de belleza: un maravilloso elixir de juventud, capaz de regenerar su piel, fortalecer su cabellera y uñas, y hacer de barrera contra la crudeza del sol y del viento. Pero más allá de la poesía, veamos por qué:

– El aceite de argán tiene una gran poder cicatrizante: los bereberes lo utilizan desde el nacimiento hasta la edad adulta: en los bebés para hacer masajes corporales y ayudar a la cicatrización de los granos de varicela. En las mujeres embarazadas para prevenir las estrías. Para calmar eczemas y pieles irritadas…

– Es regulador del acné: en los adolescentes lo utilizan para tratar el acné juvenil. Al tacto no es graso ni pegajoso y regula la seborrea.

Devuelve a las células sus funciones vitales (las estimula).

– Neutraliza los radicales libres y estimula a las propias defensas antioxidantes.

– Restaura la barrera cutánea.

– Prolonga la hidratación de la dermis puesto que refuerza la pearmibilidad de ésta. (De ahí a que sea un elixir de juventud, porque la sequedad de piel, con la edad, provoca un envejecimiento cutáneo y pérdida de elasticidad favoreciendo a las arrugas). El Aceite de Argán tiene 5 veces más las propiedades hidratantes que el aceite de oliva. 

– Tiene propiedades antiinflamatorias (los bereberes lo utilizan contra reumatismos) y anticancerígenas (sí, también se puede ingerir, pero asegúrate que compras un aceite no con fines cosméticos). Inhibe el desarrollo celular del carcinoma nasofaríngeo.

En resumen, el Aceite de Argán aporta propiedades muy valiosas para retrasar y combatir el envejecimiento celular.

Aplicado en la Cosmética Facial

Su uso en cosmética facial asegura un aumento de elasticidad de la piel, un incremento de la regeneración celular, y una potenciación de los procesos naturales de la piel. Disminuye visiblemente las patas de gallo y alisa los surcos de la frente y del cuello.

Imágenes de una prueba clínica sobre el tratamiento de las patas de gallo, efectuada sobre 15 mujeres de entre 35 y 45 años. Se les aplicó un sérum que contenía un 5% de Argatensyl (principio activo que se extrae del Argán) y otro sérum placebo. Los resultados muestran, pasados 15 minutos, el efecto tensor inmediato del Argantesyl.

Aplicado en la Cosmética Corporal

La piel del cuerpo es agredida constantemente por geles y productos químicos, ropa acrílica y otros agentes externos. Poco a poco pierde tersura e hidratación, convirtiéndose en una piel seca y descamada.  
El uso de Aceite de Argán consigue tratar la piel intensamente para restablecer el manto hidrolipídico, regenerar e hidratar la piel, aportando una textura sedosa y agradable al tacto. La luminosidad es visible desde la primera aplicación. Al mejorar la elasticidad natural de la piel, es idóneo para la prevención y tratamiento de las estrías.

Modo de empleo 

Lo ideal es que te lo apliques al salir de la ducha, con el cuerpo húmedo, ya que al mezclar el aceite con las gotitas de agua, verás que se extiende fácilmente y el cuerpo lo absorbe en dos minutos. Luce una piel brillante, hidratada, sedosa, suave y nada pegajosa.

Hidrata también tu cabello: aplícatelo a modo de mascarilla durante 15 minutos. Retíralo con un par de champunadas y tu pelo estará sublime: hidratado pero sin ganar peso, por lo que ganará movimiento y suavidad. (Nota para expertas:  si tienes manteca de karité natural, añade un poco de ésta al aceite. Si no tienes, te recomiendo la de esta misma firma).

RESUMEN

¡¡¡No puedes no tenerlo!!! Muchas son las firmas de cosméticos que han añadido, a sus fórmulas, este principio activo. Sin embargo, el de Morjana Cosmetiques es de cultivo biológico y de máxima pureza, por lo que sus efectos son inmediatos y muy superiores, se aprecian desde su primera aplicación. Al ser tan puro, además, te durará mucho más tiempo. Personalmente, es el mejor que he probado.

Morjana C. lucha contra el analfabetismo de las mujeres bereberes. Además, su artesanía te encantará y, cuando acabes la botella, te sirve de decoración oriental para el baño. Un placer para el cuerpo y para la vista.

Visita su web aquí. Puedes adquirir sus productos también en su nueva boutique en Avenida Diagonal, 520 de Barcelona (esquina c/ Tuset). ¡Visita su página en Facebook!

Toda la información técnica aquí detallada, así como las imágenes ilustrativas, han sido obtenidas de los estudios y bibliografía propiedad de Morjana Cosmetiques.

Anuncios

4 thoughts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s