Míriam

Click sobre la imagen para ampliar

 

Miriam es miel, es calidez. Tiene un gran captador de imagen: su abundante melena felina, en los tonos dorados que se hallan presentes también en su tez e iris de los ojos. Le apliqué un maquillaje que diera profundidad a su mirada, pues su párpado móvil tiene volumen y busqué neutralizarlo para que ganara intensidad, y su mirada no quedase escondida tras su cabellera. El rostro de Miriam responde a una estructura mesofacial, por lo que no había que neutralizar ninguna desproporción ósea. Miriam es una armonía cálida y llena de luz. Los labios en tono caramelo y el rubor de pómulos en melocotón, ayudan a transmitir esa sensación de naturalidad y cercanía.